Statement

La práctica de Daniel Lara Ballesteros examina nuestras percepciones físicas y metafísicas del espacio con el sonido como el conducto para nuestras experiencias.

Los elementos terapéuticos del sonido juegan un papel importante en la producción de sus instalaciones, talleres y composiciones sonoras. Su trabajo a menudo está compuesto e inspirado por formas, armonías y vibraciones, siempre en búsqueda de formas sinestésicas en los limites de la percepción de los sentidos. Con métodos de adivinación como la radiestesia, Daniel recopila datos de frecuencias y convierte esta información en medios electrónicos para generar sonidos que pueden convertirse en imágenes, sensaciones o objetos.